¿Se Está Sintiendo Abrumado? Atájese Antes de que se Caiga

Conozca sus señales personales cuando se sienta abrumado, para que pueda retomar el camino

NOTA DEL EDITOR: Esta es la primera de una serie de dos partes sobre cómo evitar sentirse abrumado.

¿Cómo se siente estar a punto de sentirse abrumado? Para algunas personas, sentirse abrumado puede percibirse como estar hundiéndose en un agujero oscuro, quedar atrapado en el lodo, tener un peso sobre sus hombros o sobre su pecho o caerse de un acantilado. Algunas de estas sensaciones pueden sonar divertidas si usted está en un parque de diversiones o compitiendo en un programa de televisión por un premio en efectivo; pero como experiencia cotidiana, estos sentimientos son mucho menos atractivos.

Sentirse abrumado es un estado tanto físico como psicológico. Usted puede experimentar una variedad de sensaciones físicas y emocionales asociadas con el «estrés», como sentirse cansado, frustrado, irritable, inquieto y más, sin sentirse abrumado. A veces, las sensaciones físicas y emocionales asociadas con el estrés pueden tener un efecto positivo, ya que pueden motivarlo a la acción y darle un estallido de adrenalina. Sin embargo, una vez que ha alcanzado un estado de agobio, los beneficios de estas sensaciones se pierden y usted puede quedar atrapado.

Es importante saber cómo atajarse a sí mismo antes de sentirse abrumado y luego hacer cambios menores que podrían permitirle evitar llegar al punto en que deja de funcionar.

La mayoría de las personas estarían de acuerdo en que este no es un lugar al que elegirían ir, aunque a menudo sí lo hacen, porque no se toman el tiempo para aprender a reconocer y, lo que es igual de importante, responder a las primeras señales. Una vez que llegamos al punto de estar abrumados, puede costar mucho trabajo volver a la normalidad. Sin embargo, si usted puede tomar más conciencia de las señales iniciales, puede mejorar sus probabilidades de alejarse del borde del abismo.

Además, tómese el tiempo para prestar más atención a lo que expresan quienes le rodean acerca su desempeño. Es posible que no le digan directamente, sino de manera sutil, preguntándole si pueden ayudarlo y llamando la atención hacia sus errores. Es posible que esta información no solo provenga de personas que desean su bien, sino también de personas a las que usted no partidarios o aliados de confianza. Sin embargo, a menudo hay algo de verdad incluso en lo que le comunican aquellos que no tienen las mejores intenciones.

Sus señales variarán ligeramente, y lo que funciona para usted puede diferir con lo que funciona para otra persona. Tómese el tiempo para aprender sus propias señales en su búsqueda para evitar sentirse abrumado.

Página siguiente: Preste atención a las señales